Autor: Bruno Nievas.

El pasado no es ese tiempo superado que nos asegura no volver. Está despierto, siempre alerta, esperando su momento para volver a aplastar con su enorme zarpa todo cuanto te rodea. ¿Y tú? ¿Qué puedes hacer tú contra eso? Mantener un ojo abierto, o cerrarlos si alguien vela por ti.

Hay muchas fechas inolvidables para la humanidad. Si te preguntaran cuáles destacarías en Occidente y sólo en el último siglo, entre las candidatas estarían el 11 de septiembre de 2000 y los años de mediados del siglo XX que corresponden a la Segunda Guerra Mundial. ¿He acertado?

Bruno Nievas parte de aquella magna maldad, imperante y latente de forma continua en la humanidad, para construir una historia plagada de acción, conciliábulos y oscuras metas.

Nueva York. Año 2010. Un conductor de una furgoneta se dirige a la zona cero poco antes de que se celebre el aniversario del mayor atentado que asoló la ciudad. Lo que contiene el vehículo parece mantenerlo en tensión, o quizá está nervioso porque el tráfico es lento y muy denso y necesita hacer el porte. Si no cumple con su obligación, la vida le dará un giro de severa magnitud. La mala suerte se ceba con él y a la dificultad de alcanzar su destino se une el encontronazo con un policía incapaz y caprichoso que desencadenará una caída de naipes de consecuencias inimaginables.

Auschwitz, 1944. Leon Yeser, adolescente, es separado de su padre, su hermana y su madre al llegar al campo de exterminio nazi. Pronto captan en él una característica tan peculiar que le darán un papel muy especial dentro de los experimentos del, desgraciadamente, archiconocido doctor Josef Mengele. ¿Su vida está en sus manos?

La historia está contada a dos tiempos, alternando ambas tramas, retándote a establecer una conexión pero haciéndote vivir intensamente cada una de ellas.

Personajes principales

Los personajes están muy trabajados, el autor te hace sentir que los conoces muy bien, hasta el punto de que casi te puedes anticipar a algunas reacciones que tienen ante sucesos que van ocurriendo. Es una sensación parecida a la confidencia.

Mike Brenner investiga en la universidad las ondas binaurales y lo que podrían suponer para el mundo. El acceso a drogas auditivas sería tan sencillo como descargar una pista en tu móvil y conectar unos auriculares.

Max, su amigo y policía, tiene fama de solucionar casos priorizando el fin y saltándose protocolos. Eso le ha llevado a situarse en el filo de la navaja. Un paso en falso y estará fuera del cuerpo. A él se une profesionalmente su hermana Amy, lo que le faltaba, una canguro vigilante en el curro.

Alrededor de ellos hay todo un círculo de poder entre altos cargos policiales, dueños de empresas tecnológicas, mercenarios… A pesar de parecer secundarios poseen perfiles muy destacados.

Conclusión

Es, en fin, un thriller con una trama compleja y rebosante de acción. Tengo la sensación de que mantiene la tensión mucho y cuando el misterio queda más o menos resuelto aún te quedan unas cuantas páginas que, para mí, transcurren lentas. O puede que el autor haya querido dejar un final muy cerrado, lo que sin duda consigue.

Si lees esta novela vuelve a leer el primer párrafo de esta entrada y dime… ¿A que deberíamos estar siempre ojo avizor?

Otra reseña del blog relacionada con la Segunda Guerra Mundial es Postales del Este .

Título: Holocausto Manhattan.

Autor: Bruno Nievas.

Nº de páginas: 487

Ediciones B

Año de publicación: 2013

Más lecturas reseñadas...

2 comentarios

  1. “Quien olvida su historia esta condenado a repetirla” – Jorge Ruiz de Santayana
    Muy buena reseña 🙂

    1. Así es. Me alegro que te haya gustado. Perdona que haya tardado en contestar, ya sabes que el mes está repleto de asuntos que me gritan y me reclaman. Pero por fin tengo un ratito para pasarme por aquí. Gracias por leerme, siempre.

Responder a Francisca Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad