Autora: Reyes Monforte.

Una historia de la Segunda Guerra Mundial nunca augura una trama feliz, pero aún así te sumerges en ella con la esperanza de que el final sí lo sea al menos para los protagonistas. La realidad ya sabemos cómo fue. Postales del Este se desarrolla durante el citado periodo bélico y destaca en un punto, la visión de los campos de concentración desde la perspectiva de Ella, Maria Mandel y muchas mujeres más.

Ella es una judía francesa de pelo rubio y ojos azules que niega serlo para sobrevivir en el infierno de Auschwitz, aunque no sabe hasta cuándo será capaz de ocultarlo. Maria Mandel, la Bestia, es el verdugo que nadie quiere siquiera mirar. Róza, Alicja, Gisella y tantas otras, prisioneras que tendrán que encontrar la forma de no perder la cordura en medio de tanto sinsentido y tanta crueldad.  Entre las figuras masculinas que cobran un papel esencial en esta triste locura se encuentra el tan conocido como odiado doctor Mengele, dedicado a experimentar como un desalmado con seres humanos cualquier atrocidad que pasara por su mente disfrazándolo de ciencia.

Ella, cuya familia también llega al campo el mismo día, encuentra la manera de luchar contra el olvido en el que los nazis desean que caiga el judaísmo. Su caligrafía será su salvavidas mental e incluso físico en algún momento. Se agarra a ese objetivo y no renuncia a él a pesar de los peligros que corre escondiendo cosas o siendo víctima de la rabia de las SS. En su cruzada particular se topa con amigas y enemigas, todas inolvidables y dignas de ser protagonistas de una novela propia. De hecho, conocerá a una joven que escribió un diario escondida en una buhardilla de Amsterdam.

Son los hechos reales descritos en esta obra los que hacen que sea un calvario seguir y seguir leyendo página tras página. A pesar de la excelente narrativa de la autora, de la brillante combinación de palabras para mostrar el infierno en la Tierra, se hace duro continuar cada vez que acaba uno de sus largos capítulos. Quizá porque sabes que no es fantasía, aunque la historia de Ella y su familia sí lo sea, o quizá porque el libro expone un sinfín de escenas descritas tan al detalle que asfixian. Si eres una persona muy empática probablemente sepas de qué hablo.

Adivinarás que el trabajo de documentación de Reyes Monforte debió ser enorme, intenso y difícil. Se declara, en un momento dado, que lo más complicado de sufrir es contarlo después. Imagino que averiguar acciones, decisiones y consecuencias del holocausto y narrarlo debe serlo también.

Estoy contenta de haberlo acabado, @eltrasteroliterario , de Instagram, me animó a seguir y le doy las gracias. Aún así no te lo recomiendo si estás un poco desanimado. Se me hizo un poco largo y me parece que hay un exceso de datos, aunque complementan la trama y la hacen más real.

Es una historia que desgarra, quema por dentro, no sabes si seguir o abandonar, no encuentras razón para adentrarte aún más en la desesperanza que supusieron los campos de concentración. Y entonces piensas que sólo es una lectura, que quienes fueron los desgraciados protagonistas de la realidad más aterradora que puedes imaginar no tuvieron la opción de cerrar las tapas del libro y seguir con su vida fuera de allí. Una generación de este siglo no puede hacer nada por otra del siglo pasado, o sí, puede que leer sea un acto de rebeldía. No querían que supiéramos y sabemos. 

Título: Postales del Este.

Autora: Reyes Monforte.

Editorial: Plaza & Janés.

Nº de páginas: 540

Año de la edición: 2020

Más lecturas reseñadas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad