Azul Capitana

Autora: María Fornet

La lectura de Azul Capitana apareció sin más. Es esa novela que tienes claro que quieres empezar y a los diez minutos otras tareas cotidianas le quitan protagonismo, la van tapando poco a poco hasta que la pierdes de vista. Entonces, un día, te decides a poner un poquito de orden en tus prioridades y se hace un hueco entre tantas vanalidades que etiquetamos como urgentes y que sólo consiguen nublarnos la posibilidad de crecer y de dedicarnos un rato a nosotros mismos.

María Fornet nos dedica en Azul Capitana una experiencia en el ámbito de la salud mental que nos atrae hacia el porqué del comportamiento humano. Las personas actuamos, pensamos y sentimos de infinidad de maneras, tantas hay como diferencias en nuestros rostros. Pero, así como nuestra apariencia nos viene dada en gran parte por herencia genética, no ocurre con nuestra forma de ver la vida y de enfrentarnos a ella. Los estímulos externos son determinantes para la formación del carácter y la toma de decisiones individuales.

Alejandra Olivares es la protagonista de la historia que nos cuenta en primera persona y que va a remover creencias que podemos conservar por edad o por estilo de vida. Ojalá llegue pronto el día en que no nos sorprendan en absoluto y encontremos en la trama una bonita y dura historia impregnada de realismo.

Ella pertenece a una familia acomodada. La internan en un centro tras otro para rehabilitar su maltrecha estabilidad mental. Londres es la parada en la que se centra la trama. Aquí Alejandra tropezará con los personajes que nos van a ayudar a conocerla, a comprenderla y a acompañarla en una lucha interna por recuperar una normalidad que ha llegado a difuminar. Ellos, cada uno con su mochila de vivencias a la espalda, le enseñarán que hay conceptos mutables, que aquello que sus padres ansían quizá no existe y el camino sea volver a nacer, si aún se puede.

Comer, pintar, charlar, confiar, andar, soñar…son todas acciones inmensamente difíciles de realizar o sumamente fáciles de llevar. A veces lo decides tú, otras veces, no.

Matilde, Vincent, Sabrina…están en su lado de la vida, ¿significa eso que tienen idénticos anhelos?

El Centro de internamiento para sanar es una réplica casi exacta del mundo que nos rodea. Con normas irrompibles, con estrecho margen para decidir a quién queremos ver cada día, con preocupaciones que marcan las directrices de nuestras acciones, con la solidaridad o la enemistad de quienes menos sospechamos. Y con amor, un amor que se manifiesta en cada esquina, que discerniremos del resto de emociones sólo cuando queramos hacerlo.

Todos los capítulos están titulados con la cita de un personaje célebre. Ofrecen así una reflexión anticipada a lo que va a acontecer en las líneas siguientes. Es María Fornet la que elige dicho suspense. Es Alejandra quien nos describe sus hechos, fracasos y éxitos. Entre las dos llegaremos a un lugar tan plácido o terrorífico como decidamos verlo. 

Otras novelas de ficción psicológica reseñadas en el blog son La paciente silenciosa y Los renglones torcidos de Dios. Me apasiona el género así que las novelas irán creciendo en número poco a poco.

Si quieres conocer a María Fornet te aconsejo que le eches un vistazo a su Instagram, es muy activa e interactúa constantemente con sus seguidoras. Su perfil es @maria.fornet .

Autora: María Fornet.

Editorial: Cáprica Ediciones.

Año de publicación: 2020

Nº de páginas: 306

Más lecturas reseñadas...

2 comentarios

    1. Lo es, jeje. Y se lee en dos ratitos. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad