Autora: Agatha Christie.

El ingenio de Agatha no tiene límites. Es el segundo libro que leo de la autora, el primero fue La casa torcida. Menos mal que no hay que elegir, que podemos leer y leer aumentando nuestro bagaje literario sin despojarnos de lo anterior. Diez Negritos es una obra clásica del siglo XX, no te separan tantos años de la invención de esta novela negra. Aunque bien podría haberse escrito en los tiempos que corren por poseer un argumento perfectamente compatible con la vida que inundan las redes sociales y la tecnología.

Un desconocido señor Owen cita a través de una carta individualizada a diez personas que no se conocen de nada en una isla minúscula donde hay exclusivamente una casa. La única forma de conexión con la costa es una pequeña embarcación encargada de transportar personas o mercancía siempre que el tiempo atmosférico es benévolo.

Todos acuden a la cita por distintas motivaciones. La autora te va desgranando identidades y circunstancias para que te hagas una composición de lugar. A estas alturas seguramente ya sabes que va a haber asesinatos, que se sucederán uno detrás de otro, y lo sabes precisamente por la fama de la historia. Además, en la introducción del libro lo explica tan claramente que crees que la propia Agatha va a hacer spoiler de su novela. Esto, lejos de desanimarte, provoca que leas con los ojos muy abiertos para no dejar escapar ningún detalle. La autora, intencionadamente, te ha retado y tú has aceptado. Sabes que ahora eres el detective y puede, por qué no, que descubras eso que te haga esbozar una sonrisa y pensar “lo sospechaba desde que…”.  Me gustaría saber si consigues dar con el culpable.

Entre los asistentes a los días de relajación en la isla se encuentran un matrimonio empleado por el dueño de la casa, un juez, una niñera, un capitán, una señora de sesenta y cinco años, un general, un médico, un joven y otro señor más. Son diez. Todos a la espera de conocer al señor Owen. Apenas conocerse, reunidos en el salón, oyen una misteriosa voz que los va acusando uno a uno de distintos crímenes.

Empieza la desconfianza, el miedo, la sospecha de haber sido engañados, el desconocimiento de las razones por las que están allí y la incertidumbre de qué significa esa reunión. Casi todos son sentimientos que compartes como lector. Tú también te preguntas por qué y, al igual que ellos están obligados a permanecer en la isla y ver qué sucede, tú sientes ganas de responder a todas las cuestiones que, magistralmente y en muy pocas páginas, la lectura ha hecho que te plantees. Y continúas pasando las hojas sin remedio.

Suma que te falta dar significado al título y entonces haces verdaderos esfuerzos por no morderte las uñas.  A pesar de esto y de que hay un momento para cada historia, es cierto que los thrillers literarios están de moda. Nos atrapa su vertiginoso ritmo narrativo y la sucesión de hechos rápida y continuada. Sin embargo, siento que la clásica novela negra, como Diez Negritos, no te devora, sino que la saboreas.

La vida de Agatha, enfermera durante la Primera Guerra Mundial, divorciada y casada dos veces, obligada a vivir en distintos países y enamorada de Egipto, da sentido a muchas de sus novelas. Te recomiendo que te pases por aquí para conocerla un poquito.

Sobre Diez Negritos ya está casi todo dicho, pero os recuerdo que su bisnieto lucha por cambiar el título al considerarlo discriminatorio. Otras curiosidades de la novela puedes encontrarlas aquí.

Título: Diez Negritos.

Autora: Agatha Christie.

Nº de páginas: 178.

Editorial Espasa.

Año de publicación: 1939.

Más lecturas reseñadas...

4 comentarios

  1. He leído muchos libros de esta escritora, pero justamente este no, y creo que al igual que todos sus libros se merece leerlo. Agatha Christie simplemente me encanta.

  2. Lo acabo de terminar. Al final lo he conseguido en papel encargándolo en la librería. Siendo adolescente conocí a esta autora y no recordaba haber leído este libro. Me ha gustado mucho y me ha sorprendido a su vez. Grande Agatha!

    1. A mí me dejó muy loca, jejeje. No fui capaz de adelantarme a sus pasos ni un poquito. Un besazo.

      1. Yo tampocoooo hubo un momento en el que pensé que me quedaba sin saberlo jajajaajajajaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad