Autor: Luis Zueco.

Imagina que eres un joven de principios del siglo XVI y que el Renacimiento, al que aún no has puesto nombre, se abre ante ti. Un momento histórico en el que surge la oportunidad de viajar atravesando un océano, puedes conocer el mundo sumergiéndote en las páginas de un libro y hasta elegir qué o en quién creer. Suena poderoso, cuando menos. No en vano se trata de una época que realza la figura del hombre por encima de todo lo demás.

Así, en un contexto de esperanza y libertad, nace El mercader de libros. Su autor, Luis Zueco, ha sido un descubrimiento para mí.

Thomas Babel.

Thomas Babel es casi un niño, vive en Augsburgo con su padre, que es cocinero de una poderosa familia de la comarca. Está enamorado y se mueve con soltura entre ollas y especias girando alrededor de su progenitor. No espera lo que le acontecerá en el momento más inesperado.

Acusado de traición de forma indirecta, de la noche a la mañana es el blanco de todas las miradas. Evitarlas es su primera y acertada decisión. Aunque los planes nunca salen como uno supone.

Europa es grande y las posibilidades muchas. Viaja en carromato, camina, esquiva a la muerte en alguna ocasión, es traicionado en muchas y conoce la amistad, el amor, el respeto y la conveniencia de primera mano. Y, sobre todo, aprende de la vida. Desde el principio atrapan sus aventuras. Sus destinos van a ser dispares y sus acompañantes también.

Junto a uno de ellos, Massimiliano, recorre ciudades y pueblos divulgando la bonanza del Nuevo Mundo: productos y animales nunca soñados por el hombre. Thomas se deja cautivar con los discursos sin darle un total crédito ni desconfianza. Se deja llevar. Pero le gusta lo que oye.

En su periplo por la vida, Thomas parará en diferentes ciudades para aprender un oficio o sobrevivir. Y todo lo arrastrará hasta Sevilla.

Sevilla.

Próspera y multitudinaria. Cuna de soñadores y de ladrones. Puerto de entrada y salida al Nuevo Mundo.  Si aún no conoces la ciudad, prepárate para enamorarte. Si crees conocerla, prepárate para que te sorprenda. Páginas llenas de leyendas, experiencias y cuchicheos. Te metes ahí, muy dentro de la trama, y no quieres levantar la vista del libro porque a tu alrededor está la Giralda, el ruido del mercado, la imagen del barrio de Triana y la iglesia de Santa Ana. Vives en la biblioteca de Hernando Colón, las callejuelas intrincadas y la noche llena de tabernas. Hay un río que augura futuro y oportunidad a la par que inundaciones y hambruna. La Inquisición te mira desde su sede sevillana y los libros prohibidos no están pero están en cualquier parte.

Un alemán en Sevilla. Tan alemán como la invención de la imprenta. Como Lutero y su protestantismo. Queriendo saber. Queriendo vivir sueños. Siglo XVI ¿Está Sevilla preparada para él?

Hernando Colón, empeñado en hacer de su biblioteca la cuna de todos los libros del mundo, acoge a Thomas y a su maestro mercader y les hace un encargo muy personal que te desata unas incontenibles ansias de leer cada página que sigue.

¿Cuántas cosas le pasan a Thomas? Muchísimas. ¿Cuánto será el interés que te generará? Muchísimo. ¿Cuánto te va a gustar su lectura? Muchísimo.

Con un café entre tú y yo te contaría que un acontecimiento sucede a otro de manera constante, que cuando crees que la historia se va a estancar el autor te abre un camino que no sospechabas, que los personajes son bastantes pero muy bien definidos y fáciles de retener. Te contaría que hay más de setenta capítulos que se leen de forma ágil. La estructura de la novela está muy clara, muy ordenada. Es una historia lineal. Si lo pienso bien…A Thomas no dejan de surgirle oportunidades de acción, pero es exactamente así como va sucediendo la vida, ¿no?

¿Has leído algún libro cuya trama transcurra en una ciudad tan bien mostrada que hayas querido viajar hasta allí?

Título: El mercader de libros.

Autor: Luis Zueco.

Nº de páginas: 762.

Ediciones B

Publicada en marzo de 2020.

Más lecturas reseñadas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad