Trilogía de lo invisible.

Autor: Eric-Emmanuel Schmitt.

Esta vez la lectura de tres breves historias os la presento en una sola reseña. Creo que no alcanzaría el fin deseado de hacerlo de manera independiente.

MILAREPA

Milarepa es el primer libro de la trilogía de lo invisible, que posteriormente su autor llamó “ciclo de lo invisible”. Entre los tres, Schmitt nos introduce en conceptos importantes de las principales religiones del mundo. Este en concreto focaliza la trama en el budismo y el hinduismo. Son conocidas por todos palabras como yoga, meditación o puede que incluso hayáis investigado en algún momento sobre el ascetismo. Y es que últimamente despierta interés todo lo relacionado con el modo de vida que se deriva de estas religiones.

Simón sueña una y otra vez las mismas escenas violentas en las que siente ganas de matar. Sin saber exactamente cómo sucede, nos vamos a encontrar en medio de todos los renacimientos, que no resurrecciones, que ha tenido. Su nombre ha variado de una vida a otra y ahora no sabe qué hacer con esas visiones.

Quienes conozcan a Milarepa y la historia que hay detrás de este conocidísimo yogui encontrarán en estas líneas una asociación novelada entre su vida y la de nuestro protagonista, Simón o Svástika o…bueno, cualquiera de sus nombres a lo largo de todas sus existencias.

Milarepa va a desear la muerte de su tío y éste sentirá lo mismo por él. Expiar los pecados podría ser la primera piedra para construir un nuevo sujeto corregido con mejores y más benévolas metas.

Para los que estáis pez, como yo, os va a sonar a fábula y es que al fin, las religiones intentan basarse en enseñanzas que nuestra moral acepte, estremezcan nuestra alma o nos conduzcan a nuestro más ansiado modo de vida. Así que no estaremos tan desencaminados.

Ediciones Obelisco.

Nº de páginas: 62

Año de edición: 2003

OSCAR Y MAMIE ROSE

Cuando lees un libro como Oscar y Mamie Rose se te queda cara de bobo. De nuevo, porque seguro que no es la primera vez, un niño te deja con la boca como si acabaras de comer un huevo entero. Esta expresión es del propio Oscar.

Nuestro protagonista es un enfermo terminal de leucemia que cuenta diez años de edad, aunque eso puede cambiar, porque la vida está llena de sorpresas si sabes mirar bien a tu alrededor. Oscar nos muestra a través de cartas escritas a Dios todo lo que siente y lo que vive en estos momentos de hospitalización. Descubrimos de su mano y de forma muy sutil, las preguntas que se hace y cómo quiere afrontar las respuestas. Las suyas. Porque suponerlas ya sería el primer error del lector.

A estas alturas y con las experiencias que cada uno lleve en su mochila, nadie nos tiene que recordar que la misma realidad no hay dos personas que acierten a verla de igual manera. Lo que quizá sí viene bien que nos refresquen es que hay formas de minimizar el drama y merece la pena batallar por encontrarlas. Esta filosofía de vida y el descubrimiento del Dios cristiano por parte de Oscar, conviven en armonía. Saber para qué y cómo usar cada instrumento a nuestro alcance es la gran oportunidad que aprovecha Oscar.

Mamie Rose es un personaje esencial. Cuando acabes de leer esta lección de respeto y valentía a lo mejor ella ya no es Mamie Rose. Quizá para ti ya sea Belén, Lupe, Ángel o Manolo…siéntete afortunado si tus recuerdos te llevan hasta este punto.

Ediciones Obelisco.

Nº de páginas: 108.

Año de la edición: 2003.

EL SEÑOR IBRAHIM Y LAS FLORES DEL CORÁN

El islam y el judaísmo. Un viejo y un niño. Una calle azul llena de prostitutas con las que hacerte hombre. Un París que carece de Torre Eiffel, de cafés caros y de paseos por la ribera del Sena. Este es el escenario de la historia que nos cuenta Schmitt en esta ocasión.

La sensibilidad impregna todo el libro a través de cada frase y de cada pensamiento de nuestro guía, que no es otro que Moisés, un adolescente judío. Vive con su padre, más bien se encarga de él, y hace la compra en la tienda del árabe, el señor Ibrahim. Dos personas que no parecen tener nada en común. Respiran la esencia de religiones distintas y por ello hay que asumir que están a años luz el uno del otro. ¿O no es así?

Poco a poco, casi sin hablar, se va haciendo patente la complicidad entre los dos. Nos enamora como lectores al mismo tiempo que su confianza va creciendo. Se van a entender con pocas palabras. Van a leer más allá de las apariencias y las mentiras piadosas. Llegar al corazón de una persona es fácil si escuchamos lo que no dice.

La narración es delicada, lo trágico de sus experiencias no nos golpea para hacernos sufrir. La vida que hay escrita en la parte interna de su piel es expuesta suavemente junto a pinceladas de un absoluto optimismo. Se convierte en una historia inolvidable con la que volveremos a creer en la bondad del ser humano.

Kalandraka Narrativa Editorial.

Nº de páginas: 61.

Año de la edición: 2015.

Más lecturas reseñadas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad