Autores: Maj Sjöwall y Per Wahlöö.

Pioneros de la novela negra nórdica. Maj Sjöwall y Per Wahlöö consiguieron formar un tándem de indiscutible habilidad para introducir un campo que ha tenido y tiene seguidores tanto en la lectura como en la escritura y que resiste al paso de los años. Roseanna fue la primera de una serie de diez novelas protagonizadas por el inspector Martin Beck. Hombre reservado y sumido en la desilusión personal, es su trabajo lo que le insufla vida y le dispara el corazón.

Una chica es hallada muerta bajo el agua de una esclusa del canal de Götta. Sospechosos de asesinato hay muchísimos, tantos como pasajeros de un barco turístico en pleno verano sueco. Martin Beck, con la ayuda de la policía de Motala, se enredará en un misterio policial de difícil esclarecimiento. Pasan los días y no es posible ni siquiera identificar a la víctima. Nadie pregunta por ella, nadie la echa de menos.

Así comienza una trama novelesca que posee mucha verdad. No en vano, estos autores dotaron a cada una de sus novelas con un tema estrella que removiera a la sociedad. Roseanna nos trae la violencia a la mujer como ejemplo de ello.

Se lee con interés pero sin prisa. Acostumbrados a los thrillers que tanto éxito cosechan actualmente, Roseanna contrasta por exponer unos métodos tan analógicos como la época a la que pertenece, cuando el tiempo marcaba los ritmos y el ser humano asumía irse a comer, dormir o incluso hacer vida familiar entre la llegada de unos datos y la espera de los siguientes. Los telegramas tardaban días, las fotografías necesitaban ser reveladas y enviadas por correo postal, las llamadas había que esperar a que se produjeran desde una cabina a un teléfono fijo…Quizá el transporte en coche o tren sea el factor menos sorprendente.

Es de lo más peculiar la transcripción de los interrogatorios, que más parecen el guión para una película que la descripción para una novela. Con ello se obliga al lector a asignar tonos e intenciones en las palabras de los acusados y de los interrogadores, todo mágicamente dirigido por los autores.

Quizá influenciada por las lecturas más novedosas del panorama literario de este género, he tenido sensaciones contrapuestas conforme avanzaba en la historia. La verdadera intriga por el caso no se despertó en mí hasta pasadas las setenta primeras páginas. El planteamiento del asesinato y la lentitud del tiempo que pasa sin que la policía pueda avanzar está conseguida. Eso sí, una vez dan el primer paso, vuelves a entrar a formar parte de todos ellos.

Si sentís curiosidad por cómo se puede escribir una novela a cuatro manos os diré que no sé cómo lo hacían Maj Sjöwall y Per Wahlöö pero hace unos días escuché en este podcast la manera en que Ana Ballabriga y David Zaplana lo hacen y quizá nos podamos hacer una idea.

Para conocer a las personas que hubo detrás de la creación del inspector Martin Beck y a las que agradezco enormemente su influencia sobre otros muchos autores que siguieron su estela, pinchad aquí. Es un artículo muy breve que sirve para iluminarnos un poquito sobre la importancia del trabajo de esta inolvidable pareja de escritores.

Y, por último, deciros que cuando leí que todo arrancaba desde el Canal de Göta, estuve navegando hasta encontrar una imagen que me hiciese estar ahí a mí también. En este vídeo podréis ver un poquito de lo que me apasiona de estas lecturas, los innumerables lugares suecos que inspiran esta sección del blog.

Título: Roseanna.

Autores: Maj Sjöwall y Per Wahlöö.

Nº de páginas: 268.

Editorial: RBA.

Año de edición: 2016.

Año de publicación: 1965.

Más lecturas reseñadas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad